servicios-juridicos-matrimoniales

Separación matrimonial

Tiene que venir una crisis, un derrumbamiento de lo que ya había tocado techo para darnos cuenta de las cosas que hemos dejado pasar con el estado de bienestar.

Pero en cuanto la burbuja estalla, necesitamos una balanza para procurar encontrar la justa medida, el equilibrio, el entendimiento, para comprender las posturas, para valorar las presiones de cada lado, para ser justos.

Resulta que ahora el medio nos devuelve a tener que  contar con profesionales para solucionar  disoluciones  matrimoniales, de negocios, desahucios, cobros de deudas,  incumplimiento de contratos,  permisos de residencia, … a contar con servicios de derechos jurídicos .

Cuando surgen los problemas es cuando uno siente la necesidad de contar con un abogado, así que la situación es propicia.  Teníamos y ya no tenemos tanto, debíamos y ahora  debemos mucho más… mientras que por otro lado, te presté, págame, convinimos, cumple… etc..

 También las relaciones personales se resienten con las crisis, el desamor, la custodia de los hijos, el cálculo de las pensiones, quien se queda con los bienes matrimoniales, la violencia, el abandono, las infidelidades, nos llevan a requerir los servicios de abogados de separaciones matrimoniales.

Después del verano surgen las desavenencias conyugales por la convivencia diaria, septiembre es el mes en el que se acusa las faltas de comunicación, de responsabilidades, el mes en el que nos planteamos un nuevo método de vida, donde unos esperan asistir al gimnasio, emprender,  negocios, relaciones, de enmienda en donde los medios publicitarios nos ofrecen  los coleccionables, las nuevas series, los programas competitivos…. Todo nos recuerda la constancia, el orden, la garantía de la estabilidad y tanto el mundo laboral y el personal requiere de los servicios de profesionales que nos garanticen la tan preciada tranquilidad.

ADOS VIA EJECUTIVA  es un despacho de abogados en Valencia, es un excelente grupo que cuenta con un equipo humano, cualificado para ayudarle a resolver sus problemas empresariales o de familia.  Un despacho que ofrece servicios jurídicos generales, un sitio de referencia tecnológico y humano.

Ser bueno es fácil; lo difícil es ser justo, nos recuerda Víctor Hugo.