Clara CampoamorEl 12 de febrero Google presenta el doodle dedicado a Clara Campoamor conmemorando la fecha de su nacimiento.

La logia Minerva-Lleialtat, logia mixta en Barcelona de la Gran Logia Simbólica Española, reflexiona en el día de hoy se hace eco de este aniversario por varios motivos, que quizá algunos desconozcan, ya que el pasado masónico de algunos personajes no es conocido debido a la persecución que sufrió la masonería con el régimen franquista.

De Clara Campoamor, aunque no se encuentran referencias a su iniciación, se sabe que trabajó en la postguerra de forma muy activa y que perteneció a la Logia Reivindicación de Madrid. Su pertenencia además a la Liga de los Derechos Humanos, organización muy vinculada a la masonería, está documentada.

A Clara Campoamor le debemos las mujeres el derecho a sufragio femenino, en aquella época en donde las mujeres carecían de derechos y estaban bajo la influencia de la iglesia. Por ese mismo motivo, y alegando que la mujer no estaba preparada social y políticamente y que no podría participar en la vida democrática, otra masona, Victoria Kent, votaría en contra de la postura de Clara Campoamor.

Campoamor, abogada feminista y diputada en las Cortes de 1931, intentó regresar a España en 1940 después de exiliarse sin conseguirlo por estar procesada por su pertenencia a la masonería.

He aquí un ejemplo de decisiones adoptadas por dos masonas, bajo el criterio pensador de cada una. Dos mujeres preparadas a la que podríamos achacar que se dejaran llevar por el ideal y el corazón una  y la otra por la realidad razonable. El caso es que las dos pasaron a la historia siendo  protagonistas de sus  propias ideas.

Felicitamos a  Clara Campoamor por  adelantarse y  preparar el camino de poder decidir políticamente a las mujeres.

Hoy más que nunca y a consecuencia de la crisis económica, que vierte más concretamente sobre las mujeres y niños una terrible amenaza, retrocediendo en derechos y libertades, reconozcamos en su frase el sentido de mirar hacia adelante  «La libertad se aprende ejerciéndola.»