Mantenimiento del hierro forjadoMantenimiento hierro forjado

Si deseas mantener tu balcón, tu verja o tus muebles de hierro forjado en un estado óptimo te vamos a dar un consejo de restauración y mantenimiento.

El paso del tiempo al igual que ocurre con la madera y otros materiales deterioran las superficies y es necesario de vez en cuando, aunque limpies asiduamente, realizar una hidratación del mueble o una limpieza a fondo para que el desgaste del tiempo no sea visible y se mantenga como el primer día.

Un paño humedecido en aguarrás será suficiente para mantener tus estructuras o muebles de hierro forjado en buenas condiciones de limpieza, si lo usas en interiores ventila bien las habitaciones por su olor penetrante.

Para una limpieza mucho más exhaustiva y de mantenimiento te recomendamos lo siguiente:

Calentar parafina líquida al baño maria, sin colocarla al fuego directamente porque puede resultar peligroso, con que este algo caliente será suficiente. Cuando esté tibia moja en ella una esponja o estropajo de aluminio para limpiar el hierro. Cuando esté seca o bien la hayas secado con un trapo, hay que aplicar una capa de cera líquida incolora con un pincel o un trapo, de este modo estamos hidratando el hierro a la vez que le proporcionamos esa brillantez de los primeros días.

Desde Ferroforma, empresa dedicada a la fabricación personalizada de hierro forjado, como verjas, balcones, escaleras y trabajos personalizados, hemos querido ofrecerte este sencillo truco para mantenimiento de todos esos componentes realizados con este material.