Espacios comunes en la Comunidad de vecinosZonas y espacios comunes en la Comunidad de Vecinos.

La utilización de los espacios comunes es un motivo de discordia que suele darse en algunas Comunidades de Vecinos.

Las mascotas, los carritos, las bicicletas… A veces se olvida la amplitud de gustos, de necesidades y todas aquellas cosas que deberían ser aceptadas por educación básica, por sentido común y relaciones respetuosas, como algo normal y armonioso. Sin embargo, a veces las personas apelan a la negatividad y a las prohibiciones para una desgastadora convivencia que para nada beneficia a nadie, todo lo contrario generan intolerancias mutuas y en algunos casos puede llegar a convertirse en una verdadera pesadilla.

Cualquier vecino puede molestarse también por dejar objetos privados en alguna zona en común.

Según la Ley de Propiedad Horizontal cualquier propietario que desee realizar un uso particular de un espacio común debe solicitarlo previamente a la comunidad, es posible obtener un voto por unanimidad a la propuesta, en ese caso se dará fé ante Notario y luego se inscribirá en el Registro de la Propiedad, de esta forma quedará normalizado y documentado. En caso de no aceptación se puede intentar negociar o llevar el caso por vía judicial.

En cuanto a que un vecino increpe por la bajada de una bicicleta en el ascensor, por ejemplo, diciéndote que está prohibido, solo puede ser porque esté reflejado en los estatutos de la Comunidad (si los tiene), o en el Reglamento de régimen interno de la Comunidad (si lo tiene) o por acuerdo de la junta de propietarios. También podría consultarse en la división horizontal del edificio (Registro de la Propiedad) pero aquí no están estas cosas, tan concretas.

Lo normal es tener una cordialidad en el trato basándose en las buenas costumbres para satisfacción de todos los vecinos.

En caso de discordia se puede convocar una junta y seguramente nuestro Administrador de Comunidad de Vecinos podrá asesorarnos para llegar a un buen entendimiento, él será el conocedor del procedimiento legal y asesoramiento para apelar a lo razonable.

Administración de fincas en Valencia