Solsticio de Verano

Solsticio de Verano

Solsticio de Verano

Desde los primeros tiempos el hombre rindió culto al sol, conscientes, o no, de que sin él todo sería estéril. Con él las cosechas darían sus frutos, el calor permite ríos de agua, la vida y el hombre edificó a favor de su Dios.

Hoy día nuestro contacto con la naturaleza está impedido, solo podemos reflexionar sobre ella en algunos casos, desplazándonos kilómetros para sentirla y mucho más todavía para sentirla en su estado salvaje. Sin ella, nada es posible, el estado de hormigón en que vivimos es posible también gracias a ella, sin sus recursos pereceríamos y el hombre destructor debería recordar que la naturaleza no es un legado de sus padres sino un préstamo a sus hijos.

La cultura Maya y Tolteca aporta una gran belleza simbólica a este período, se basa en un concepto sencillo: Observar la naturaleza y aplicar en nosotros sus principios.

Aprender a nacer y morir con el sol, aprender a vivir el eterno presente. El invierno contrae la tierra para guardar las semillas, toda potencialidad de vida, donde todo muere y reposa para vivir un nuevo ciclo. En el solsticio de invierno, el sol alcanza su recorrido máximo hacia el sur y se convierte en colibrí que a base de voluntad avanza y crece hacia el norte, cuando alcanza su punto máximo llega el solsticio de verano donde el sol se posa como una gran águila radiante y comienza su viaje hacia el sur para comenzar un nuevo ciclo.

En su ascensión máxima (el cénit) todas las cosas carecen de sombras si es que se encuentran en una perfecta vertical. Los toltecas llaman a este momento “Tonal Lepantla” (la energía central) cuando el sol se convierte en águila mariposa.

En el equinoccio de primavera brota la vida, florece, se crean los frutos que alimentarán a los seres vivos. En el equinoccio de otoño se cosechan los frutos y la tierra comienza el reposo donde muere la naturaleza y se contrae para reposar las semillas sobre la tierra que florecerán de nuevo en equinoccio de primavera.

La otra forma tiene un significado esotérico, el equilibrio perfecto de los opuestos, el ser humano trabaja sobre sí mismo lo que somos debe conectarse con el afuera. Nos desapegamos del pasado y del futuro y la luz de la sabiduría nos hace entender la obscuridad del egoísmo.

Todas las Logias de todas las Obediencias masónicas celebran esta etapa con un banquete, bien llamado el Banquete de la Orden, o la celebración del solsticio de verano. En cualquier caso, es un día de reunión con los hermanos y hermanas de cada Taller y de cada Obediencia que le confiere un carácter universal. Es el momento de la despedida del curso masónico y de retirada al descanso y de reflexión personal para como en la trayectoria del vuelo del colibrí, volver con lo mejor de nosotros en época de recogida de la cosecha.

Es el día en el que celebramos nuestra fraternidad universal.

Minerva-LLeialtat, es una Logia mixta en Barcelona de la Gran Logia Simbólica Española que como tantas otras celebra en estos días el solsticio de verano y desde aquí queremos hacer extensiva a las demás Logias y a nuestra sociedad nuestro sentimiento fraternal.

Brindemos!! Libertad, Igualdad, Fraternidad ¡!

CompartirPrint this pageShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

Verjas de hierro ¿Ponerle puertas al campo?

Verjas de hierro

Verjas de hierro

¿Ponerle puertas al campo?

Esta expresión se utiliza para demostrar que hay cosas a las que no se les puede poner límites, el campo es un buen ejemplo de pensamiento y creatividad a la que nunca se le pueden poner puertas. Esto claro en sentido figurado porque el monte está lleno también de puertas que delimitan propiedades privadas y zonas acotadas.

Las cancelas de hierro y las verjas de hierro son las que nos encontraremos delimitando estas zonas, sirven pues para separar, cerrar o aislar diferentes espacios.

Las cancelas separan normalmente el portal, del patio de la casa y son muy habituales en Andalucía, esas verjas, labradas en hierro que delimitan un edificio o una casa. Normalmente suelen ser labradas con motivos florales y que una vez en desuso adquieren un importante valor en el mercado de segunda mano. Puertas que en su día fueron protagonistas de amores y rencillas y que hoy son punto de mirada para muchos coleccionistas o personas a las que les gusta lo antiguo.

Las ventanas andaluzas también son lucidoras de verjas de hierro que durante siglos pasados fueron testigos de amores imposibles.

En su libro de poemas “Soledades” Antonio Machado hace referencia en varios poemas a las cancelas, así en “Fue una clara tarde, triste y soñolienta”

“Rechinó en la vieja cancela mi llave;

Con agrio ruido abriose la puerta

De hierro mohoso, y, al cerrarse grave

Golpeó el silencio de la tarde muerta”.

En “Hacia tierra baja” expresa:

“Rejas de hierro: rosas de grana.

¿A quién esperas,

Con esos ojos y esas ojeras?

Enjauladita como las fieras,

Tras de los hierros de tu ventana?

Ferroforma es una empresa de fabricación de puertas, verjas y cancelas de hierro en Valencia con una amplia experiencia en el sector desde donde pueden realizar pedidos a medida.

Las cancelas y verjas de hierro es una de sus secciones que vienen ofreciendo desde hace años a particulares, Comunidades y arquitectos y constructores.

logo_ferroforma

CompartirPrint this pageShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook