El bello Oficio de la Columna de Armonía.

Columma de Armonia Minerva i LLeialtatMinerva Lleialtat y la música

Las ceremonias de los rituales masónicos no serían lo suficientemente bellas si no fueran acompañadas  de la música en cada momento.  La música da en cada momento del ritual un sentido desde la discreción y variará, efectivamente, de una tenida normal de trabajo a la de, por ejemplo, una iniciación.

Es en el S. XVIII cuando tenemos constancia de que en las Logias se escuchaban piezas masónicas, piezas que eran compuestas especialmente para momentos rituales como podía ser una Iniciación, o una tenida fúnebre o un ágape. En algunos casos interpretada por masones músicos dentro de las Logias.

El criterio para seleccionar las piezas correrá a cargo del hermano o hermana que cumple con este Oficio al que llaman “Columna de Armonía”, él o ella imprimirá su carácter, pero ha de ser conocedor del ritual y poner en cada momento la pieza adecuada, ya que al inicio de una Tenida se llama al silencio y a la reflexión, entramos en un espacio en donde la escucha es muy importante y ahí la música incita al Hermano a esa disposición. Hay momentos que se requiere de una música más distendida y en otros momentos, que sea  fraternal, en el caso de las iniciaciones se acompaña a la persona que entra en masonería a abandonar los vicios y entregarse a la virtud, huir del mundo del ruido para pasar a un estado de reflexión encaminarla hacia la razón y el corazón… todos estos momentos se ilustran y se sienten con una buena música que acompañe el ritual y haga vivir todo su sentido iniciático.

Minerva y Lleialtat, logia mixta en Barcelona de la Gran Logia Simbólica Española, practica el Rito Escocés Antiguo y Aceptado y son innumerables los hermanos que les han deleitado con Columnas de Armonía a lo largo del ritual. También la música contemporánea puede servir en muchos momentos, no hay que cerrarse sino abrir la mente también en este oficio.

Aristóteles la consideraba necesaria para disciplinar la mente, purificadora del espíritu utiliza el término “mediante catarsis” como experiencia emotiva agotadora para el individuo, es decir, la liberación de las pasiones.

La música con los griegos estuvo vinculada al Estado tomada como formadora de la moral de los ciudadanos. Para Platón la música era necesaria para disciplinar la mente y cada tipo de música producía sentimientos de armonía, orden y bondad con el poder de elevar el alma hacia un nivel superior de perfección.

Todo lo que cada uno escucha y disfruta de la música está relacionado con su entrenamiento y experiencia y con su perspectiva, de ahí que cada uno que ocupe el bello oficio de “Columna de Armonia” le conferirá su propia personalidad. El que escucha experimentará según su capacidad emotiva.

Sea como fuere, es un placer para los sentidos.

 

 

 

 

 

 

CompartirPrint this pageShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook