EL PUENTE COMO SÍMBOLO

INICIADOS

“Los errores suelen ser el puente que media entre la inexperiencia y la sabiduría” 
Phyllis Theroux (Escritora, periodista, humorista, maestra)

Minerva i Lleialtat es una logia mixta en Barcelona de la Gran Logia Simbólica Española. Trabaja con el respeto a los símbolos manteniendo vivo el tesoro de la tradición permitiendo a cada francmasón, en la búsqueda de la verdad, expresar sus conclusiones  deducidas del estudio de los símbolos, sin pretender imponer su interpretación.

Etimológicamente la palabra “símbolo” viene del griego syn y tobalein que significa “ir juntos”, despierta el conjunto del consciente y el inconsciente. El símbolo estimula al sujeto que mira la cosa y no habiendo dos personas iguales el contenido simbólico será mucho más rico.

Hoy día, el razonamiento está sufriendo una anestesia que se propaga por el colectivo dando prioridad a las apariencias y a la inmediatez. Por eso mismo se considera importante reconsiderar el símbolo como método de trabajo activo e individual para ejercitación del pensamiento.

Es evidente que un puente acerca a dos orillas y que lo sentimos como forma de unión, de paso. Según René Guénon (matemático, masón y esoterista francés) la misma palabra que en sánscrito se designa puente (setu) significa ligazón, unión de las dos orillas una la de su persona y otra la de su espiritualidad. Para poder llegar de una a otra orilla es necesario atravesar un puente y ejercitar un recorrido siempre progresivo hacia el mundo ideal, desde la realidad, y se debe estar dispuesto a afrontar los peligros de pasar de un lado a otro o de retroceder viéndolo, visto de este modo, su carácter de prueba, de determinación.

La admisión de un profano podría estar simbolizado por un puente levadizo que se ha de atravesar, sus cualidades y valores deben ser reconocidos por los que están ya en el interior y que una vez admitido habiendo atravesado su puerta necesitará de un santo y seña para atravesarla.

Deambular por el mundo será una existencia más rica, más plena, acompañados de los símbolos, cruzando nuestro puente particular que media de la inexperiencia e ignorancia a la sabiduría a través de los inconvenientes que nos hacen progresar.

La masonería tiende puentes a aquellos que con espíritu de progreso personal y con inquietud de trabajar por una sociedad mejor llama a sus puertas.