REDES DE PROTECCION

GatoRed red de protección en el hogar y ventanas y balcones

BEBES Y PERROS Y GATOS …

Estamos pasando por momentos en los que se ha mercantilizado tanto todo, que ninguna de las decisiones que tomemos por nosotros mismos será bien vista porque siempre habrá alguien o algo que superará nuestras expectativas.

El caso es que a veces tomamos decisiones intuitivas que no tienen por qué ser las peores, o al menos, nos harán experimentar y aprender cómo mejorar en caso de error. Tampoco se trata de tomar decisiones sin medir las consecuencias, pero si somos y estamos conscientes seguro resultará ser un aprendizaje.

Ninguno nacemos siendo “papá o mamá” de modo que el único reclamo para cuidar a nuestro bebé es el “amor” y sabiendo de su incapacidad para ver los peligros deberemos estar muy atentos. Lo mismo pasa con los animales que están a nuestro cuidado y en el caso de una familia con un pequeño y una mascota, tendremos que ser prudentes, estar informados de cuales pueden ser sus reacciones y poner medidas.  Conocer con conocimiento.

Cuando alguien viene a aumentar una familia ,aunque se trate de animales domésticos, se tienen ciertos temores a la adaptación, si tenemos perros el hecho de incorporar un gatito nos hace estar alerta para que haya «buen rollo” y viceversa.

Por qué actuar diferente en el caso de un bebé?  Si estamos atentos a nuestros colegas sabremos de sus reacciones y con una buena información de cómo lo han hecho otros y nuestra propia experiencia, seguro veremos como hacer para que se vayan adaptando a las nuevas circunstancias. El olor a ropa del bebé y el sitio que ocupará, la aproximación al vientre de mamá para que escuchen e intuyan, pero lo más importante es que nada debe ser forzado, si no nos gustan los gatos no será una buena idea tener uno. Creo que además nuestras preocupaciones se contagian haciéndonos vibrar de forma diferente a la vibración de confianza.

Lo más seguro sea que en vez de que el gato asuste al bebé ocurra lo contrario, procura que la rutina de todos sea la misma para que nadie se sienta desplazado y no dejarlos nunca solos hasta tener la certeza de que son amigos inseparables y que se respetan y rque espetan las normas de convivencia que impongas.

Sólo nos queda hacer algo por los dos, gatear pueden hacerlo juntos y eso entraña peligros en el hogar como caídas por escaleras y en verano, las ventanas, balcones y terrazas suelen estar abiertas, así que el colocar una malla de seguridad en el hogar y una red de protección en esas puertas al exterior será un gran acierto para evitarles caídas al vacío a ambos.

Gato Red y Zinak, son empresas que instalan redes homologadas de protección para que duermas tranquilo con ventanas y balcones abiertos.

PUERTAS DE MADERA Y HIERRO FORJADO

Puerta de catedral en madera e hierro forjado

PORTONES

El Portón es la puerta grande que separa el portal del resto de la casa.

Esas puertas, que miramos con admiración en los barrios antiguos de las ciudades, de palacetes y edificios hechas en madera y forja de hierro, nos transportan al pasado y a soñar con aquellos que las han habitado.

Portones en conventos, palacios y edificios singulares que nos describen los gustos de la época, así como nos dan claves de sus propietarios al ver grabadas sus iniciales, en otras también de su espiritualidad como es el caso de los conventos con las imágenes grabadas relacionadas con su hermandad. Las puertas tienen un alto valor simbólico así como los puentes, se ha de pasar de un sitio a otro, de una orilla a la otra. En el caso de las puertas de la intimidad a lo común, de lo privado a lo colectivo.

Hay portones en Andalucía, por ejemplo, de características locales como el  la Casa Grande de la calle Sol de la población cordobesa de Benamejí. En su ocaso estos portones fueron sustituidos por cancelas de hierro que dejaban ver el interior desde afuera con mucha más luz allá por finales del XIX y principios del XX.

Los portones típicos de la cultura andalusí que mantiene el barroco y que tiene un simbólico aire de sorpresa. Benamejí conserva en sus calles principales portones de gran belleza y que se corresponden con las casas de los nobles.

Los materiales madera y hierro, la madera de pino rojo o de olivo en donde resaltan las tallas bellísimas, esculpidas por algún taller de la zona y el hierro forjado para las lucanas complementa su decoración.

Las tallas suelen tener un significado que se corresponde con la pertenencia o simpatía a alguna orden religiosa pero también en alguna casa particular por lo que lo religioso y decorativo se daba la mano, aunando significado, deteniendo el mal a la entrada.

Es una pena que muchos de ellos hayan desaparecido, otros hoy, forman parte de nuestro patrimonio cultural.

Hoy día es posible hacer una puerta en hierro forjado y madera sobre pedido y totalmente personalizada, pero como diría Becquer aquellos portones ya no volverán.