Seleccionar página

 

Metropolitan Paris Metro hierro forjado

ART NOUVEAU

El Metro de Paris es un símbolo de la ciudad por ser la red de ferrocarril metropolitano, influenciado en su creación por el art Nouveau.

Es la sexta red de metro más antigua, detrás de Chicago, Boston, Glasgow, Budapest y Londres.

Disputas entre si una línea de metro o un ferrocarril frenaron su construcción hasta que la opinión pública y la cercanía a la próxima Exposición Universal de Paris en 1900 llevó a la toma de la decisión de su construcción.

El metro de parís cuenta en la actualidad con 302 estaciones  y diversas generaciones de arquitectos han decorado sus estaciones en diferentes estilos.

Las primeras y más características son las bocas de metro realizadas en hierro forjado de impacto estético y de estilo Art Nouveau, diseñadas por Hector Guimard. Al contrario que el metro de Moscú, Paris no tiene grandes reseñas destacables aunque sí tiene una estación más nombrada y considerada la más bonita de la ciudad, es la de Arts et Métiers.

El hierro forjado es uno de los materiales de esta época y el arquitecto Guimard invitó a los parisinos a conocer este estilo cuyo arte  solo la clase pudiente conocía.

A finales de la Belle Epoque se volvieron a encargar entradas a metro a otros arquitectos haciendo uso también del hierro forjado aunque más austeras y minimalistas.

El concepto y el estilo modernista cumplía con  una doble función: por un lado señala el acceso al metro mientras que también sirve de propaganda de este nuevo método de transporte base de su idea inicial, al final la arquitectura, el diseño y la publicidad se unen en un mismo objeto.

Diseñó, no obstante, dos opciones, unas con tejado de cristal  otras sin éste, las primeras en forma de abanico abierto y las segundas incluyen el letrero “Metropolitan” entre dos lámparas con formas orgánicas como si se tratara de tallos de flores y cuya lámpara es envuelta por hojas formando un lirio.

El hierro forjado es no de los materiales junto con el cristal emblema de la revolución industrial, los mejores edificios de esa época tiene que ver con estaciones y el avance de la industria y las comunicaciones.

El metro de Paris es solo una pequeña muestra de este estilo arquitectónico.