Hogar Alfombra, venta de alfombras on-line

ELEGIR TU ALFOMBRA

En Hogar alfombra tienda on-line, podéis encontrar una gran cantidad de alfombras donde elegir para tu hogar, así como en su tienda física en Valencia.

Al haber un abanico muy amplio donde elegir es bueno tener claras algunas cosas antes de decidirnos por una, quizá sea mejor saber cual es la más idónea antes.

Teniendo en cuenta algunas cosas seguro que darás con la alfombra adecuada sin renunciar a tu estilo.

Tener en cuenta el estilo, lisa o con dibujos, el color, el material, de lavado fácil… tener en cuenta si pelo liso o corto, por ejemplo en el caso de tener mascotas son mucho más agradecidas las de pelo corto.

Una vez amueblada tu casa, según color de paredes, estilo de muebles, cortinas y elementos decorativos, podrás decidirte por una alfombra que equilibre el espacio tanto en medidas como estilo, como color y motivos.

Si es un espacio está muy recargado con textiles estampados, lo mejor será elegir un tono base de todos y lisa, por lo contrario una estampada o con dibujos dará color a una estancia de un solo color. Aunque esta regla puede romperse siempre que se haga con buen gusto.

Todo dependerá de la claridad de la estancia, un salón rodeado de cristaleras y en tonos blancos o pastel puede recibir una alfombra en los mismos tonos. La luminosidad y el equilibrio será mayor obteniendo un sitio amplio y relajante.

También las hay naturales o sintéticas y todo depende de lo que hayamos destinado para el gasto.

Las naturales y hechas artesanalmente  son más caras, pero no hay por qué desestimar las sintéticas que pueden combinar muy bien en cocinas y exteriores soportan mejor la humedad y son más fáciles de limpiar.

En estos momentos en que lo artesanal y lo ecológico están en boga, las alfombras de yute, madera, sisal, etc..  han tomado protagonismo y están suplantando a las alfombras más clásicas.

El caso es que las alfombras son recogedoras de historias también, los peques gatean, los perros se tumban en invierno, los abuelos cuentan cuentos y sirven de asiento a los más jóvenes cuando las reuniones familiares ocupan todos los asientos.

Son signo de distinción y buen gusto y no hablamos tampoco de dinero, a veces menos es más si se sabe elegir.