Protegerse al soldar

Proteccion al soldar | Selfa Soldadura

Protegerse al soldar

Selfa Soldadura

Los que trabajamos en oficinas, necesitamos saber sobre la normativa de seguridad e higiene en el trabajo apenas unas cuantas cosas, pero hay muchas profesiones de riesgo que requieren de una preparación para alcanzar el conocimiento necesario para desempeñar el trabajo con total seguridad y además ser conocedor de las herramientas y el uso de las mismas.

Ser soldador es una de esas profesiones que requiere de herramientas para el desempeño de su función, ya que la actividad entraña riesgos importantes, la vestimenta,  casco, escudo de mano y guantes se hacen imprescindibles a la hora de ponerse a trabajar ya que por ejemplo el casco y el escudo de mano van equipados con lentes teñidos para reducir la intensidad de la luz, filtrando los rayos infrarrojos y ultravioleta, además diferentes para cada tipo de soldadura.

Un soldador debe tener en cuenta antes de comenzar su trabajo las reglas de seguridad y limpieza del metal que va a soldar, comprobar el suelo que sea de cemento o mampostería, no tener material combustible a mano, no usar herramientas que tengan grasas o aceites, no trabajar con humedad, protegerse ya que las chispas y los rayos pueden causar quemaduras considerables, tener un extintor a mano y se debería contar con una extracción de humos. Es importante para un soldador ser conocedor de las medidas de seguridad que entraña su puesto de trabajo.

Selfa Soldadura es un distribuidor de las marcas Bhöler y Miller, en España, más concretamente en la Comunidad Valenciana, y dispensa desde sus instalaciones en Albal (Valencia) maquinaria, materiales y herramientas de protección para la soldadura, siendo Distribuidor oficial de estas prestigiosas marcas desde 1990.

La experiencia y el conocimiento da lugar a certificados para el caso de soldadores e inspectores de soldaduras que deben realizarse con precisión, en algunos casos son procedimientos complejos que requiere de ensayos y deben ser realizados por profesionales muy experimentados.

“Una espina de experiencia vale más que un bosque de advertencias”
James Rusell Lowell