Mallas de seguridad para gatos | GatoRed

Ya han pasado las fiestas y en muchos hogares corretean nuevos amigos por las estancias de la casa, un animal no es un obsequio, no debe ser tomado como una cosa porque nuestras mascotas son parte de nosotros, parte de nuestra familia y de lo que se trata es de establecer un vínculo de amor, una responsabilidad para con el nuevo miembro de nuestra familia, los papás son los primeros que deben tener claro que un animal no es un capricho al que tenemos derecho, sino que el hecho de tenerlo con nosotros exige de cuidados y algún que otro sacrificio por su bienestar que contrarreste el egoísmo y el desorden y por supuesto estar convencidos que estará entre nosotros durante toda su vida.

Por otra parte, ellos se encargarán de alegrarnos muchos momentos y darnos ese cariño y atención que todos, en algún momento necesitamos.

Hay que ser paciente para que nuestro nuevo amigo se adapte a su nuevo hábitat, que descubra poco a poco todos los rincones y también a nosotros, no lo agobiemos y dejemos que sea él quien recurra a nosotros con su curiosidad.

Entre otras cosas le procuraremos cuencos para beber y comer y una buena cama para descansar y que se sienta seguro y calentito y su arenal particular limpio. Los juguetes también son importantes y además tendremos que prever que se limen las uñas, la visita al veterinario nos dejará tranquilos en lo referente a su salud y revisiones que debamos hacer.

Si tu gato es peque hay que tener cuidado con los sitios peligrosos donde pueda husmear y que luego no pueda salir, pero también es muy importante proteger ventanas, balcones y terrazas por su seguridad, ya que su curiosidad puede llevarles a realizar un salto al vacío.

Hay empresas que se dedican a la colocación de mallas y redes de seguridad para gatos en exteriores, de forma que, sin perder visibilidad del entorno, podremos irnos tranquilos con la seguridad de que ningún peligro en nuestra casa les acecha.

GatoRed es una empresa especialista en este tipo de instalaciones y opera en La Comunidad Valenciana, Madrid y también en Barcelona.

Además son amantes de estos pequeños y singulares amigos.