LA SOLDADURA EN EL TIEMPO

Selfa venta de maquinaria, materiales y suministros para la soldadura

SOLDADURA MÁS EFICAZ

Dos piezas metálicas se pueden unir gracias a la soldadura y su primera manifestación se remonta a la necesidad de fundir trozos de hierro que sirviera de arma, el hierro se calentaba y a golpes se fusionaba naciendo así la calderería que aún hoy se usa para piezas pequeñas de acero forjado.

Ese calor necesario para fundir puede obtenerse de diferentes formas y tenemos dos grandes grupos: por combustión con oxígeno de gases (soldadura por gas) y por energía eléctrica (arco, punto, etc…) Para rellenar las uniones sirven las varillas de relleno a las que se le suelen llamar material de aporte de diferentes metales dependiendo de lo que se quiere unir. Calentando las piezas y este material de aporte se funden y al enfriarse se obtiene una soldadura más resistente que los materiales originales. Si tuviéramos que decir cuando comenzó a emplearse no podríamos definirlo aunque sí sabemos que la actual soldadura tiene sus comienzos en el S. XX, el inglés Sir Davy fue uno de los primeros en generar un arco eléctrico. Solo un poco más tarde otro ingles E. Davey descubre el gas acetileno y un francés E. Chatelier descubre más tarde, la combustión de oxígeno con acetileno y más tarde se construye el primer soplete lográndose más tarde la soldadura de varias piezas con arco eléctrico.

La instauración de esta modalidad acabaría desplazando la caldederia. Por supuesto esto solo fue el inicio habiendo ensayos y descubrimientos sucesivos hasta obtener las condiciones más óptimas y la unión más perfecta, descubriendo que el arco eléctrico cortaba y perforaba en determinado sitio y que gracias a la aportación de H. Zerener que le adjuntó un electroimán que dirigía magnéticamente al sitio deseado, produciendo sobre el arco una especie de soplado llamando así a esta soldadura “arco soplado”.

El ruso Slavianoff sustituyó electrodos de carbón por metálicos mejorando las uniones superado por el estadounidense C.L. Coffin quien la desarrolla por puntos y es la conocida hoy día.

La electrónica ha permitido desarrollar la soldadura por resistencia, por inducción, dieléctrica y la alumino-térmica. Hoy día la maquinaria y los materiales de aportación son más eficaces y tanto las grandes como pequeñas estructuras soldadas de forma precisa, las nuevas construcciones metálicas son más ligeras debido a todos estos procesos y menos costosas que los métodos antiguos siendo la carrera armamentística la responsable de los estudios e investigaciones en este campo.