HIerro forjado para estilo industrial

EL ESTILO INDUSTRIAL

Pues sí, con la revolución industrial vino y se volvió a ir para volver de nuevo como todo en la vida, como la rueda del tiempo que nos hace buscar, dejar lo rutinario e inspirarse de nuevo a veces volviendo al pasado.

Con la revolución industrial los edificios y las naves construidos para albergar centrales energéticas, ferroviarias, portuarias, acerías… etc… se caracterizaron por buscar la utilidad y se abandonó la arquitectura clásica pasando a formas más conceptuales que daría paso a la arquitectura moderna.

Estos edificios que con el tiempo caerían en desuso y quedarían vacíos, encontrarían nuevos adeptos, que se fijarían en ellos por su deterioro que abarataría el coste, siendo además espacios abiertos donde trabajar e inspirarse. Estaríamos hablando del origen del loft en Nueva York por los años 50 y en tres de sus barrios popularmente conocidos: Tribeca, Soho y el Barrio Oeste.

Esas fábricas abandonadas de techos altos de ladrillo, hierro y grandes ventanales serían viviendas de artistas y estudiantes que más tarde también serían convertidas en viviendas de lujo por el interés que despertó sus posibilidades.

El cine deja escenas también en estos lofts y uno de los directores que también se inspiraría  en ellos es el gran Woody Allen para escenario de muchas de sus películas, el director obsesionado por no descuidar ningún detalle muestra en sus películas la belleza a través de lo desordenado. Por ejemplo en “Si la cosa funciona” rueda en el Downtown y Chinatown de Manhattan en una estética de fábrica abandonada, y en “Hannah y sus hermanas”, muestra a Frederick  viviendo en un loft industrial para acompañar al personaje.

Actualmente vuelve a ser tendencia en interiorismo este estilo que pone de nuevo en valor las baldosas hidráulicas, las paredes en bruto, lámparas tipo fábrica, muebles de madera y hierro forjado. Grandes espacios con cocinas integradas y grandes ventanales, minimalista y sin muros con muebles funcionales y confortables, volviendo de ser de gran interés para interioristas y decoradores.

Vanguardia y alto nivel se ve en las fotos que encontramos en las revistas digitales de arquitectura e interiorismo, y para aquellos que no lo tengan, sirven igualmente de inspiración pues los  elementos pueden  obtener el mismo resultado en un espacio más pequeño y pueden ser confeccionados a bajo coste o por uno mismo.