CURIOSIDADES SOBRE EL HIERRO FUNDIDO

DEL OFICIO A LA METALURGIA MODERNA

En la baja Edad Media aparecen los nuevos dueños de las tierras, los señores feudales, y los trabajadores, sus siervos. Esta organización dominó todo este periodo y es entonces cuando aparecen los gremios, los sindicatos actuales que recogían a los nuevos trabajadores artesanales.

El más destacado es el gremio de los orfebres que realizaban cuchillos, candelabros y otros objetos de interés en la época.

Las tareas de fundición eran realizadas por aprendices o maestrillos que aprendían el uso de las herramientas . En aquella época no era una labor de prestigio por considerarse un trabajo primitivo.

Los maestros eran los encargados de supervisar el trabajo realizado por los aprendices dando el toque final transformando las piezas en arte.

Muchos son los oficios, carpinteros, canteros, tejedores, toneleros, zapateros, etc… que se congregaban en las calles bajo banderas ejerciendo allí su oficio. Todos ellos bajo el amparo de un patrono.

Era el establecimiento de la nueva sociedad y de esta forma manifestaban su pertenencia a ella.

Aún hoy día en países como Marruecos podemos observar que el centro neurálgico se manifiesta por calles donde se reúnen los distintos artesanos como antaño.

La catedral de Chartres (Francia) tiene vidrieras con la manifestación de todos estos oficios mandados realizar entre 1210 y 1236 para dejar testimonio de su paso por la historia.

En ellos se ven los cambistas, banqueros actuales, tejedores, zapateros, barrileros…etc.. Una bella catedral que no os podéis perder si pasáis por la región del Centro Valle de Loire, además de la expresión de la plenitud del gótico, elegida Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Estos trabajos que en principio fueron realizados por esclavos, durante la Edad Media tomó relevancia por la valoración que se le daba a los artesanos conocedores del oficio cuyo secreto debían proteger.

En cuanto a la fundición se han encontrado en China obras de la era cristiana, así que la fundición artística del hierro data del S. III a C, encontrando piezas muy complejas.

La tecnología avanzó justo en los países que gozaban de recursos naturales como el carbón  y reservas de mineral de hierro por ejemplo en el Donbass, tan nombrado en estos días por la guerra de Ucrania, siendo una potencia metalúrgica.

Ya no son aprendices sino instalaciones muy exigentes llevadas a cabo por especialistas muy cualificados.

Con la revolución industrial se empiezan a fabricar puentes , estructuras y viviendas. El ferrocarril fomentó su uso y se comienza a ver en España pequeñas fundiciones en hierro, bronce y cobre en fraguas artesanales tomando relevancia la de Granada y Cataluña.

Los trabajos en la función granadina le llevó varios premios por multitud de trabajos como prensas para uva, máquinas para panaderías, fábrica de harinas, estructuras, kioskos , balaustradas, etc…

Nació el trabajo personalizado, se le pedía el modelo y ellos lo realizaban.

De este modo nació una revolución urbanística en hierro forjado embelleciendo los elementos como farolas, kioskos, fuentes y estructuras metálicas, así como rejas y barandillas de balcones, puertas, etc…

La guerra civil provocó el fin de estas actividades dando paso a la soldadura eléctrica y al hierro laminado frío y al ladrillo.

Una visita por Granada es admirar el exponente de la rica vida de elementos constructivos de fundición de aquella época.